Información

12.5: Intestino delgado y grueso - Biología

12.5: Intestino delgado y grueso - Biología



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La palabra intestino se deriva de una raíz latina que significa "interno" y, de hecho, los dos órganos juntos casi llenan el interior de la cavidad abdominal. Además, llamados intestino delgado y grueso, o coloquialmente “tripas”, constituyen la mayor masa y longitud del tubo digestivo y, con la excepción de la ingestión, realizan todas las funciones del sistema digestivo.

El intestino delgado

El quimo liberado por el estómago ingresa al intestino delgado, que es el principal órgano digestivo del cuerpo. No solo es aquí donde ocurre la mayor parte de la digestión, también es donde ocurre prácticamente toda la absorción. La parte más larga del tubo digestivo, el intestino delgado, mide aproximadamente 3,05 metros (10 pies) de largo en una persona viva (pero aproximadamente el doble en un cadáver debido a la pérdida de tono muscular). Dado que esto lo hace aproximadamente cinco veces más largo que el intestino grueso, es posible que se pregunte por qué se le llama "pequeño". De hecho, su nombre se deriva de su diámetro relativamente más pequeño de sólo unos 2,54 cm (1 pulgada), en comparación con los 7,62 cm (3 pulgadas) del intestino grueso. Como veremos en breve, además de su longitud, los pliegues y proyecciones del revestimiento del intestino delgado funcionan para darle una enorme superficie, que es de aproximadamente 200 m.2, más de 100 veces la superficie de su piel. Esta gran superficie es necesaria para los complejos procesos de digestión y absorción que se producen en su interior.

Estructura

El tubo enrollado del intestino delgado se subdivide en tres regiones. De proximal (en el estómago) a distal, estos son el duodeno, el yeyuno y el íleon.

La región más corta es el duodeno de 25,4 cm (10 pulgadas), que comienza en el esfínter pilórico. Justo después del esfínter pilórico, se dobla hacia atrás detrás del peritoneo, volviéndose retroperitoneal, y luego hace una curva en forma de C alrededor de la cabeza del páncreas antes de ascender anteriormente nuevamente para regresar a la cavidad peritoneal y unirse al yeyuno. Por tanto, el duodeno se puede subdividir en cuatro segmentos: duodeno superior, descendente, horizontal y ascendente.

De particular interés es la ampolla hepatopancreática (ampolla de Vater). Ubicada en la pared duodenal, la ampolla marca la transición desde la porción anterior del tubo digestivo a la región media, y es donde el conducto biliar (a través del cual pasa la bilis desde el hígado) y el conducto pancreático principal (a través del cual el jugo pancreático pasa del páncreas) se unen. Esta ampolla se abre hacia el duodeno en una pequeña estructura en forma de volcán llamada papila duodenal mayor. El esfínter hepatopancreático (esfínter de Oddi) regula el flujo de bilis y jugo pancreático desde la ampolla hacia el duodeno.

Intestino delgado

Las tres regiones del intestino delgado son el duodeno, el yeyuno y el íleon.

El yeyuno mide aproximadamente 0,9 metros (3 pies) de largo (en vida) y va desde el duodeno hasta el íleon. Yeyuno significa "vacío" en latín y supuestamente fue llamado así por los antiguos griegos que notaron que siempre estaba vacío al morir. No existe una demarcación clara entre el yeyuno y el segmento final del intestino delgado, el íleon.

El íleon es la parte más larga del intestino delgado y mide aproximadamente 1,8 metros (6 pies) de largo. Es más grueso, más vascular y tiene pliegues mucosos más desarrollados que el yeyuno. El íleon se une al ciego, la primera porción del intestino grueso, en el esfínter ileocecal (o válvula). El yeyuno y el íleon están anclados a la pared abdominal posterior por el mesenterio. El intestino grueso enmarca estas tres partes del intestino delgado.

Las fibras nerviosas parasimpáticas del nervio vago y las fibras nerviosas simpáticas del nervio esplácnico torácico proporcionan inervación extrínseca al intestino delgado. La arteria mesentérica superior es su principal irrigación arterial. Las venas corren paralelas a las arterias y drenan hacia la vena mesentérica superior. Luego, la sangre rica en nutrientes del intestino delgado se transporta al hígado a través de la vena porta hepática.

Digestión mecánica en el intestino delgado

El movimiento de los músculos lisos intestinales incluye tanto la segmentación como una forma de peristaltismo llamado complejos de motilidad migratoria. El tipo de ondas de mezcla peristálticas que se ven en el estómago no se observan aquí.

Si pudiera ver el interior del intestino delgado cuando atraviesa la segmentación, parecería que el contenido se empuja gradualmente hacia adelante y hacia atrás, mientras los anillos de músculo liso se contraen repetidamente y luego se relajan. La segmentación en el intestino delgado no fuerza al quimo a atravesar el tracto. En cambio, combina el quimo con jugos digestivos y empuja las partículas de alimentos contra la mucosa para que sean absorbidas. El duodeno es donde ocurre la segmentación más rápida, a una velocidad de aproximadamente 12 veces por minuto. En el íleon, las segmentaciones son solo unas ocho veces por minuto.

Segmentación

La segmentación separa el quimo y luego lo vuelve a juntar, mezclándolo y proporcionando tiempo para la digestión y la absorción.


Cuando se ha absorbido la mayor parte del quimo, la pared del intestino delgado se distiende menos. En este punto, el proceso de segmentación localizado es reemplazado por movimientos de transporte. La mucosa duodenal secreta la hormona motilina, que inicia la peristalsis en forma de un complejo de motilidad migratoria. Estos complejos, que comienzan en el duodeno, fuerzan al quimo a atravesar una sección corta del intestino delgado y luego se detienen. La siguiente contracción comienza un poco más abajo que la primera, fuerza al quimo un poco más a través del intestino delgado y luego se detiene. Estos complejos se mueven lentamente por el intestino delgado, lo que obliga al quimo en el camino, tardando entre 90 y 120 minutos en llegar finalmente al final del íleon. En este punto, se repite el proceso, comenzando en el duodeno.

La válvula ileocecal, un esfínter, por lo general se encuentra en un estado constreñido, pero cuando aumenta la motilidad en el íleon, este esfínter se relaja, permitiendo que los residuos de alimentos ingresen a la primera porción del intestino grueso, el ciego. La relajación del esfínter ileocecal está controlada tanto por nervios como por hormonas. Primero, la actividad digestiva en el estómago provoca el reflejo gastroileal, que aumenta la fuerza de la segmentación ileal. En segundo lugar, el estómago libera la hormona gastrina, que mejora la motilidad ileal, relajando así el esfínter ileocecal. Después de que pasa el quimo, la presión hacia atrás ayuda a cerrar el esfínter, evitando el reflujo hacia el íleon. Debido a este reflejo, su almuerzo se vacía completamente de su estómago e intestino delgado en el momento de cenar. Se necesitan de 3 a 5 horas para que todo el quimo salga del intestino delgado.

Digestión química en el intestino delgado

La digestión de proteínas y carbohidratos, que ocurre parcialmente en el estómago, se completa en el intestino delgado con la ayuda de jugos intestinales y pancreáticos. Los lípidos llegan al intestino en gran parte sin digerir, por lo que gran parte del enfoque aquí está en la digestión de los lípidos, que es facilitada por la bilis y la enzima lipasa pancreática.

Además, el jugo intestinal se combina con el jugo pancreático para proporcionar un medio líquido que facilita la absorción. El intestino también es donde se absorbe la mayor parte del agua, a través de la ósmosis. Las células absorbentes del intestino delgado también sintetizan enzimas digestivas y luego las colocan en las membranas plasmáticas de las microvellosidades. Esto distingue el intestino delgado del estómago; es decir, la digestión enzimática se produce no solo en la luz, sino también en las superficies luminales de las células de la mucosa.

Para una digestión química óptima, el quimo debe administrarse desde el estómago lentamente y en pequeñas cantidades. Esto se debe a que el quimo del estómago es típicamente hipertónico, y si grandes cantidades fueran forzadas de una sola vez al intestino delgado, la pérdida de agua osmótica resultante de la sangre al lumen intestinal daría como resultado un bajo volumen sanguíneo potencialmente mortal. Además, la digestión continua requiere un ajuste ascendente del bajo pH del quimo del estómago, junto con una mezcla rigurosa del quimo con la bilis y los jugos pancreáticos. Ambos procesos llevan tiempo, por lo que la acción de bombeo del píloro debe controlarse cuidadosamente para evitar que el duodeno se vea abrumado por el timbre.

El intestino grueso

El intestino grueso es la parte terminal del tubo digestivo. La función principal de este órgano es terminar la absorción de nutrientes y agua, sintetizar ciertas vitaminas, formar heces y eliminar las heces del cuerpo.

Estructura

El intestino grueso va desde el apéndice hasta el ano. Enmarca el intestino delgado en tres lados. A pesar de que mide aproximadamente la mitad del largo del intestino delgado, se le llama grande porque tiene más del doble del diámetro del intestino delgado, aproximadamente 3 pulgadas.

Subdivisiones

El intestino grueso se subdivide en cuatro regiones principales: el ciego, el colon, el recto y el ano. La válvula ileocecal, ubicada en la abertura entre el íleon y el intestino grueso, controla el flujo de quimo desde el intestino delgado al intestino grueso.

Ciego

La primera parte del intestino grueso es el ciego, una estructura en forma de saco que está suspendida por debajo de la válvula ileocecal. Mide unos 6 cm (2,4 pulgadas) de largo, recibe el contenido del íleon y continúa la absorción de agua y sales. El apéndice (o apéndice vermiforme) es un tubo sinuoso que se adhiere al ciego. Aunque el apéndice de 7,6 cm (3 pulgadas) de largo contiene tejido linfoide, lo que sugiere una función inmunológica, este órgano generalmente se considera vestigial. Sin embargo, al menos un informe reciente postula una ventaja de supervivencia conferida por el apéndice: en la enfermedad diarreica, el apéndice puede servir como un reservorio bacteriano para repoblar las bacterias entéricas para aquellos que sobreviven a las fases iniciales de la enfermedad. Además, su retorcida anatomía proporciona un refugio para la acumulación y multiplicación de bacterias entéricas. El mesoapéndice, el mesenterio del apéndice, lo ata al mesenterio del íleon.

Colon

El ciego se integra perfectamente con el colon. Al entrar en el colon, el residuo de comida sube primero por el colon ascendente en el lado derecho del abdomen. En la superficie inferior del hígado, el colon se dobla para formar el ángulo cólico derecho (ángulo hepático) y se convierte en el colon transverso. La región definida como intestino grueso comienza con el último tercio del colon transverso y continúa. Los residuos de alimentos que pasan a través del colon transverso se desplazan hacia el lado izquierdo del abdomen, donde el colon forma un ángulo agudo inmediatamente inferior al bazo, en el ángulo cólico izquierdo (ángulo esplénico). Desde allí, los residuos de alimentos pasan a través del colon descendente, que recorre el lado izquierdo de la pared abdominal posterior. Después de entrar en la pelvis por debajo, se convierte en el colon sigmoide en forma de S, que se extiende medialmente hasta la línea media. El colon ascendente y descendente y el recto (que se comentan a continuación) se encuentran en el retroperitoneo. El colon transverso y sigmoide está sujeto a la pared abdominal posterior por el mesocolon.

Intestino grueso

El intestino grueso incluye el ciego, el colon y el recto.


Recto

Los residuos de alimentos que salen del colon sigmoide ingresan al recto en la pelvis, cerca de la tercera vértebra sacra. Los últimos 20,3 cm (8 pulgadas) del tubo digestivo, el recto se extiende por delante del sacro y el cóccix. Aunque recto en latín significa "recto", esta estructura sigue el contorno curvo del sacro y tiene tres curvas laterales que crean un trío de pliegues transversales internos llamados válvulas rectales. Estas válvulas ayudan a separar las heces del gas para evitar el paso simultáneo de heces y gas.

Canal anal

Finalmente, los residuos de alimentos llegan a la última parte del intestino grueso, el canal anal, que se encuentra en el perineo, completamente fuera de la cavidad abdominopélvica. Esta estructura de 3,8 a 5 cm (1,5 a 2 pulgadas) de largo se abre hacia el exterior del cuerpo en el ano. El canal anal incluye dos esfínteres. El esfínter anal interno está formado por músculo liso y sus contracciones son involuntarias. El esfínter anal externo está formado por músculo esquelético, que está bajo control voluntario. Salvo al defecar, ambos suelen permanecer cerrados.

Anatomía

Tres características son exclusivas del intestino grueso: teniae coli, haustra y apéndices epiploicos ([enlace]). Las teniae coli son tres bandas de músculo liso que forman la capa muscular longitudinal de la muscularis del intestino grueso, excepto en su extremo terminal. Las contracciones tónicas de la teniae coli se agrupan en el colon en una sucesión de bolsas llamadas haustra (singular = hostrum), que son responsables de la apariencia arrugada del colon. Unido a la teniae coli hay pequeños sacos de peritoneo visceral llenos de grasa llamados apéndices epiploicos. Se desconoce el propósito de estos. Aunque el recto y el canal anal no tienen ni teniae coli ni haustras, tienen capas de muscular bien desarrolladas que crean las fuertes contracciones necesarias para la defecación.

Teniae Coli, Haustra y apéndices epiploicos

La mucosa epitelial escamosa estratificada del canal anal se conecta a la piel en el exterior del ano. Esta mucosa varía considerablemente de la del resto del colon para adaptarse al alto nivel de abrasión a medida que pasan las heces. La membrana mucosa del canal anal está organizada en pliegues longitudinales, cada uno llamado columna anal, que alberga una cuadrícula de arterias y venas. En el canal anal se encuentran dos plexos venosos superficiales: uno dentro de las columnas anales y otro en el ano.

Las depresiones entre las columnas anales, cada una llamada seno anal, secretan moco que facilita la defecación. La línea pectinada (o línea dentada) es una banda dentada horizontal que corre circunferencialmente justo debajo del nivel de los senos anales y representa la unión entre el intestino posterior y la piel externa. La mucosa por encima de esta línea es bastante insensible, mientras que el área de abajo es muy sensible. La diferencia resultante en el umbral del dolor se debe al hecho de que la región superior está inervada por fibras sensoriales viscerales y la región inferior está inervada por fibras sensoriales somáticas.

Flora bacteriana

La mayoría de las bacterias que ingresan al tubo digestivo mueren mediante lisozima, defensinas, HCl o enzimas que digieren proteínas. Sin embargo, billones de bacterias viven dentro del intestino grueso y se conocen como flora bacteriana. La mayoría de las más de 700 especies de estas bacterias son organismos comensales no patógenos que no causan daño mientras permanezcan en la luz intestinal. De hecho, muchos facilitan la digestión y la absorción química, y algunos sintetizan ciertas vitaminas, principalmente biotina, ácido pantoténico y vitamina K. Algunas están relacionadas con una mayor respuesta inmunitaria. Un sistema refinado evita que estas bacterias atraviesen la barrera mucosa. En primer lugar, el peptidoglicano, un componente de las paredes de las células bacterianas, activa la liberación de sustancias químicas por las células epiteliales de la mucosa, que arrastran las células inmunitarias, especialmente las células dendríticas, hacia la mucosa. Las células dendríticas abren las uniones estrechas entre las células epiteliales y extienden las sondas hacia la luz para evaluar los antígenos microbianos. Las células dendríticas con antígenos luego viajan a los folículos linfoides vecinos en la mucosa donde las células T inspeccionan los antígenos. Este proceso desencadena una respuesta mediada por IgA, si se justifica, en la luz que impide que los organismos comensales se infiltran en la mucosa y desencadenan una reacción sistemática generalizada mucho mayor.

Funciones digestivas del intestino grueso

El residuo de quimo que ingresa al intestino grueso contiene pocos nutrientes, excepto agua, que se reabsorbe a medida que el residuo permanece en el intestino grueso, por lo general durante 12 a 24 horas. Por lo tanto, es posible que no le sorprenda que el intestino grueso se pueda extirpar por completo sin afectar significativamente el funcionamiento digestivo. Por ejemplo, en casos graves de enfermedad inflamatoria intestinal, el intestino grueso se puede extirpar mediante un procedimiento conocido como colectomía. A menudo, se puede fabricar una nueva bolsa fecal del intestino delgado y suturar al ano, pero si no, se puede crear una ileostomía llevando el íleon distal a través de la pared abdominal, permitiendo que el quimo acuoso se recoja en una bolsa similar a una bolsa. aparato adhesivo.

Digestión mecánica

En el intestino grueso, la digestión mecánica comienza cuando el quimo pasa del íleon al ciego, una actividad regulada por el esfínter ileocecal. Inmediatamente después de comer, la peristalsis en el íleon fuerza al quimo hacia el ciego. Cuando el ciego se distiende con quimo, las contracciones del esfínter ileocecal se fortalecen. Una vez que el quimo ingresa al ciego, comienzan los movimientos del colon.

La digestión mecánica en el intestino grueso incluye una combinación de tres tipos de movimientos. La presencia de residuos de alimentos en el colon estimula una contracción haustral de movimiento lento. Este tipo de movimiento implica una segmentación lenta, principalmente en el colon transversal y descendente. Cuando un haustrum se distiende con quimo, su músculo se contrae, empujando el residuo hacia el siguiente haustrum. Estas contracciones ocurren aproximadamente cada 30 minutos y cada una dura aproximadamente 1 minuto. Estos movimientos también mezclan los residuos de alimentos, lo que ayuda al intestino grueso a absorber agua. El segundo tipo de movimiento es el peristaltismo, que en el intestino grueso es más lento que en las porciones más proximales del tubo digestivo. El tercer tipo es un movimiento de masas. Estas ondas fuertes comienzan en la mitad del colon transverso y rápidamente empujan el contenido hacia el recto. Los movimientos en masa suelen ocurrir tres o cuatro veces al día, ya sea mientras come o inmediatamente después. La distensión en el estómago y los productos de degradación de la digestión en el intestino delgado provocan el reflejo gastrocólico, que aumenta la motilidad, incluidos los movimientos de masa, en el colon. La fibra en la dieta suaviza las heces y aumenta el poder de las contracciones del colon, optimizando las actividades del colon.

Digestión química

Aunque las glándulas del intestino grueso secretan moco, no secretan enzimas digestivas. Por lo tanto, la digestión química en el intestino grueso se produce exclusivamente debido a las bacterias en la luz del colon. A través del proceso de fermentación sacarolítica, las bacterias descomponen algunos de los carbohidratos restantes. Esto da como resultado la descarga de hidrógeno, dióxido de carbono y gases de metano que crean flatos (gas) en el colon; la flatulencia es flatulencia excesiva. Cada día, se producen hasta 1500 ml de flatos en el colon. Se produce más cuando se ingieren alimentos como los frijoles, que son ricos en azúcares de otra manera no digeribles y carbohidratos complejos como la fibra dietética soluble.

Absorción, formación de heces y defecación

El intestino delgado absorbe aproximadamente el 90 por ciento del agua que ingiere (ya sea en forma líquida o en alimentos sólidos). El intestino grueso absorbe la mayor parte del agua restante, un proceso que convierte el residuo de quimo líquido en heces semisólidas ("heces"). Las heces se componen de residuos de alimentos no digeridos, sustancias digeridas no absorbidas, millones de bacterias, células epiteliales viejas de la mucosa gastrointestinal, sales inorgánicas y suficiente agua para que salgan sin problemas del cuerpo. De cada 500 ml (17 onzas) de residuos de alimentos que ingresan al ciego cada día, aproximadamente 150 ml (5 onzas) se convierten en heces.

Las heces se eliminan mediante contracciones de los músculos rectales. Usted ayuda en este proceso mediante un procedimiento voluntario llamado maniobra de Valsalva, en el que aumenta la presión intraabdominal al contraer el diafragma y los músculos de la pared abdominal y cerrar la glotis.

El proceso de defecación comienza cuando los movimientos masivos fuerzan las heces del colon al recto, estirando la pared rectal y provocando el reflejo de defecación, que elimina las heces del recto. Este reflejo parasimpático está mediado por la médula espinal. Contrae el recto y el colon sigmoide, relaja el esfínter anal interno e inicialmente contrae el esfínter anal externo. La presencia de heces en el canal anal envía una señal al cerebro, que le da la opción de abrir voluntariamente el esfínter anal externo (defecar) o mantenerlo temporalmente cerrado. Si decide retrasar la defecación, las contracciones reflejas tardan unos segundos en detenerse y las paredes rectales se relajan. El siguiente movimiento masivo activará reflejos de defecación adicionales hasta que defeque.

Si la defecación se retrasa durante un tiempo prolongado, se absorbe agua adicional, lo que hace que las heces sean más firmes y potencialmente provoque estreñimiento. Por otro lado, si la materia de desecho se mueve demasiado rápido a través de los intestinos, no se absorbe suficiente agua y se puede producir diarrea. Esto puede deberse a la ingestión de patógenos transmitidos por los alimentos. En general, la dieta, la salud y el estrés determinan la frecuencia de las deposiciones. El número de evacuaciones intestinales varía mucho entre las personas, desde dos o tres por día hasta tres o cuatro por semana.


Tejido linfoide asociado al intestino

Tejido linfoide asociado al intestino (GALT) [1] es un componente del tejido linfoide asociado a la mucosa (MALT) que actúa en el sistema inmunológico para proteger al cuerpo de la invasión intestinal.

Debido a su función fisiológica en la absorción de alimentos, la superficie de la mucosa es fina y actúa como una barrera permeable al interior del cuerpo. Igualmente, su fragilidad y permeabilidad crea vulnerabilidad a la infección y, de hecho, la gran mayoría de los agentes infecciosos que invaden el cuerpo humano utilizan esta vía. [2] La importancia funcional de GALT en la defensa del cuerpo se basa en su gran población de células plasmáticas, que son productoras de anticuerpos, cuyo número excede el número de células plasmáticas en el bazo, los ganglios linfáticos y la médula ósea combinados. [3] GALT constituye aproximadamente el 70% del sistema inmunológico por peso comprometido. GALT puede afectar significativamente la fuerza del sistema inmunológico en su conjunto. [4]


Intestino delgado: Comprensión de grado 9 para IGCSE Biology 2.32

La primera parte del intestino delgado, llamada duodeno está principalmente involucrado en digestión. Las grandes moléculas de alimentos insolubles, como las proteínas, los lípidos y el almidón, se descomponen químicamente en moléculas más pequeñas en reacciones catalizadas por enzimas digestivas.

Esta publicación analizará las regiones más largas del intestino delgado, el yeyuno y íleon. Hay algunas reacciones digestivas que ocurren aquí, pero la función principal de estas partes del intestino es la absorción de los productos más pequeños de la digestión en el cuerpo.

Ya debe comprender qué moléculas se producen como productos de la digestión: glucosa de la digestión de carbohidratos, aminoácidos de la descomposición de proteínas y ácidos grasos y glicerol de la digestión de los lípidos triglicéridos. (ver mi publicación sobre digestión) Estas son las moléculas que difuso del intestino al cuerpo en el intestino delgado.

¿Cómo se adapta la estructura del intestino delgado para la absorción?

La idea principal aquí es que el revestimiento de estas partes del intestino delgado tiene un superficie muy grande. El intestino es largo, la pared estriada y el revestimiento (llamado epitelio) tiene miles de pequeñas proyecciones llamadas vellosidades. Cada vellosidad tiene 1-3 mm de largo, pero el efecto es aumentar el área de superficie para la absorción en muchos cientos de veces.

Estas células epiteliales tienen una membrana celular que se pliega en miles de estructuras diminutas llamadas microvellosidades. Las microvellosidades (o un borde en cepillo) solo se pueden ver con un microscopio electrónico y actúan para aumentar aún más el área de la superficie.

Las células que recubren las vellosidades se llaman células epiteliales y se encuentran en una capa que tiene solo una celda de espesor. Esto reduce la distancia que tienen que recorrer los productos de la digestión para ser absorbidos.

Cada vellosidad contiene una densa red de capilares sanguíneos. Esto significa que glucosa y aminoácidos puede difundirse fácilmente en la sangre y luego ser extraído del intestino delgado al hígado en la vena porta hepática. También hay un solo tubo de extremo ciego llamado lácteo en cada vellosidad. Este tubo forma parte del sistema linfático y se utiliza para transportar graso ácidos y glicerol lejos del intestino delgado.


Intestino delgado e intestino grueso (con diagrama)

En este artículo discutiremos sobre el intestino delgado y grueso del sistema digestivo.

Intestino delgado del sistema digestivo:

Motilidad del intestino delgado:

Los movimientos del intestino delgado son provocados por el músculo liso presente en su pared.

una. La pared del intestino delgado tiene una capa exterior longitudinal y una interior circular.

B. Los movimientos están sujetos al control neuronal a través del plexo de los nervios, a saber, los plexos mientérico y de Meissner, a través de la influencia de los nervios autónomos extrínsecos. Los movimientos están sujetos a un control hormonal y también a un control local.

Objetivos de la motilidad del intestino delgado:

1. Agitación de comida o quimo:

Esto ayuda de tres formas:

una. Mezclar el alimento con las enzimas del jugo pancreático e intestinal facilitando así la acción de las enzimas.

B. Rompe la comida en partículas muy pequeñas que nuevamente ayudan en la digestión y absorción.

C. Renovación de las capas en contacto con las vellosidades que favorece la absorción.

El quimo se mueve sobre el área grande del intestino delgado para facilitar la digestión y la absorción y los residuos se impulsan hacia abajo hasta la unión ileocecal para llegar al intestino grueso, principalmente para su excreción.

En el hombre, el tiempo que tarda la comida en viajar tanto en el intestino delgado como en el estómago puede estimarse fácilmente radiológicamente con la ayuda de la harina de bario. La comida tarda entre 2 y 12 horas en viajar desde el píloro hasta la unión ileocecal.

Tipos de movimientos intestinales:

Contracciones de segmentación rítmica (Figuras 5.27 y 5.28):

La capacidad del músculo para contraerse, estirarse cuando las paredes están distendidas y la generación de impulsos casi a intervalos regulares (ritmicidad) son las propiedades fundamentales del músculo liso visceral en todo el TGI. Las contracciones de segmentación rítmica son contracciones en forma de anillo de unos pocos centímetros de largo como pequeños segmentos en el intestino delgado.

Estas contracciones son causadas por la distensión de las paredes debido al quimo. Las contracciones están tan organizadas que en un segmento dado, las contracciones y relajaciones se alternan y en el siguiente instante, el segmento contraído se relaja y el segmento relajado entra en contracción. Este tipo de movimiento pica la comida y ayuda a mezclar la comida con las secreciones intestinales.

Estas contracciones dependen de la presencia de plexo mientérico. Pueden ocurrir incluso cuando se cortan el vago extrínseco y el simpático. Estas contracciones ocurren a un ritmo más rápido en el duodeno (12 / min) y disminuyen hacia el íleon (8 / min). La estimulación parasimpática aumenta estas contracciones y la estimulación simpática las inhibe.

Se define como una onda de contracción precedida por una onda de relajación que desciende por un órgano hueco. En el intestino, las contracciones avanzan hacia la región aboral.

La onda peristáltica siempre viaja en la dirección aboral se llama ley del intestino que depende del reflejo mientérico (fig. 5.29).

Por lo general, la distensión del intestino causada por la comida. A veces, la irritación química también puede actuar como estímulo.

Estirar los receptores en la membrana mucosa del intestino delgado.

Fibras vagales cortas en la propia pared intestinal

Células ganglionares del plexo mientérico

Fibras parasimpáticas cortas en la propia pared intestinal.

Músculo circular de la pared.

Contracción del músculo circular que resulta en peristaltismo.

En la génesis de la peristalsis, la onda de contracción ocurre unos centímetros antes de la parte del intestino donde está presente el alimento (quimo) y la relajación receptiva ocurre más allá del área del quimo. Este tipo de movimiento ayuda a impulsar la comida, por lo que la peristalsis es más un movimiento de propulsión. También puede ocurrir en ausencia de inervación extrínseca.

La estimulación simpática lo inhibe y la estimulación parasimpática lo promueve. Los movimientos peristálticos son más frecuentes en el intestino delgado superior (12 / min) y menos en el intestino delgado (8 / min).

Esto lleva a postular que hay un marcapasos en el duodeno (similar al del corazón), que dirige la peristalsis hacia la unión ileocecal. Teóricamente, la distensión por los alimentos puede resultar en una onda peristáltica que viaja en ambas direcciones, pero la que va hacia la boca se extingue.

Por tanto, se cree que se debe a la función del marcapasos localizada en el duodeno.

La peristalsis en la dirección inversa se llama antiperistalsis.

Hay un experimento interesante en el que se corta un pequeño asa de intestino delgado y se anastomosa en la dirección inversa. La comida no atraviesa el segmento del área de anastomosis y se detiene. Este experimento demuestra que la integridad direccional del plexo mientérico es esencial para la peristalsis y la propulsión de los alimentos.

Movimientos pendulares:

Aquí, segmentos largos de unos 20 cm se mueven hacia adelante y hacia atrás, hacia arriba y hacia abajo, lo que ayuda principalmente a agitar los alimentos. Estos y la peristalsis se superponen a las contracciones de segmentación rítmica. Estos también pueden ocurrir en ausencia de nervio extrínseco.

Movimientos de vellosidades:

Estos se deben a las contracciones de la muscularis mucosa que se extienden hacia cada vellosidad.

Hay dos tipos de movimientos:

B. Acortamiento y alargamiento rítmicos de las vellosidades.

Estos movimientos ayudan en la absorción de nutrientes tanto en los vasos sanguíneos como en los lácteos. En el caso de las vellosidades, los parasimpáticos inhiben el movimiento, los simpáticos lo promueven. Se cree que hay una hormona villikinina (aún por aislar) secretada del duodeno y promueve las contracciones de las vellosidades.

Regulación de la motilidad intestinal:

Excepto en el caso de las vellosidades, la estimulación vagal promueve los movimientos intestinales mientras que la estimulación simpática y tímida los inhibe. Sin embargo, los movimientos intestinales pueden continuar sin la influencia de los nervios extrínsecos.

Ciertos factores emocionales influyen en la motilidad intestinal, p. Ej. el dolor inhibe los movimientos y causa estreñimiento. Del mismo modo, el miedo provoca la estimulación de los movimientos y provoca diarrea. Estos factores emocionales actúan a través de la corteza cerebral y el sistema nervioso autónomo.

La ingesta de alimentos en el estómago estimula el movimiento intestinal y vacía el contenido del íleon y otras partes del intestino grueso. Esto puede estar actuando a través de conexiones vagales entre el estómago y el intestino delgado.

Aquí, la distensión o irritación extrema del intestino delgado por la comida conduce a una peristalsis exagerada en la que, en un solo movimiento, la comida del duodeno llega a la unión ileocecal.

La acetilcolina, 5-HT causa contracciones del intestino delgado. Estas son hormonas locales. Entre las hormonas generales, la hormona tiroidea estimula la motilidad intestinal. Entonces, en hipertiroi y shydism, hay diarrea. En el hipotiroidismo, hay estreñimiento.

En ausencia de nervios extrínsecos, la presencia de alimentos por sí solos a modo de distensión o estimulación química puede provocar movimientos intestinales. Este es un mecanismo de regulación más importante.

Cuando la persona está en ayunas, el tracto gastrointestinal está completamente vacío y el intestino delgado exhibe movimientos similares a la peristalsis llamados complejos mientéricos migratorios. Esto muestra que el músculo liso del intestino delgado siempre está activo.

Intestino grueso del sistema digestivo:

Anatomía funcional:

La mucosa no tiene vellosidades. Tiene glándulas cortas que contienen numerosas células caliciformes. The smooth muscle is made up of two layers: the inner circular similar to what is present in rest of the gastrointestinal tract, whereas the outer longitudinal is arranged in three bands called tenia coli. Since these bands are shorter than the entire length of the colon, the colon is compressed to form puckering or haustrations.

Functions of Large Intestine:

The glands secrete a watery fluid containing H2O and HCO3 – to which mucin is added from globlet cells. Mucin is meant for lubrication of chyme.

About 1-2 liters of chyme enter the colon. This volume is reduced to less than 200 ml by the time is reaches rectum mainly by active reabsorption of Na + , water and Cl – following passively. The ability of colonic mucosa is made use of in administration of drugs especially in children by way of suppositories and also enemas usually for constipation.

Colon has got a variety of bacteria. These bacteria are in a way beneficial because they can synthesize vitamins of B complex group, vitamin K. This fact is taken into consideration when broad- spectrum antibiotics are administered. B-complex vitamins are always given with broad-spectrum antibiotics because the latter also kills the beneficial bacterial flora of intestine.

The presence of smooth muscle in the colon is responsible for colonic motility.

There are two major types of movements:

Rhythmic segmentation contractions occur as a result of circular muscle activity while tenia coli cause haustral contrac­tions. These contractions roll the colonic wall back and forth against the contents helping in the absorption of Na + and water and reducing the bulk of chyme. These are also called kneading movements.

B. Mass peristalsis (movements):

Peristalsis does not occur in large intestine the way it occurs in small intestine. Instead, mass peristalsis is found. It occurs a few times in a day usually in the hour after breakfast lasting for duration of 10 minutes. It can start in any part of the colon, it occurs usually in the transverse or descending colon.

When it occurs, it propels the colonic contents right up to the rectum. Once the rectum is filled up the desire for defecation is felt.

The mass peristalsis is initiated by following factors:

I. Gastrocolic reflex: Food in the stomach through neural pathways (may be vagus) stimulates mass peristalsis in the colon.

ii. Duodenocolic reflex: Distension of duodenum with food can stimulate mass peristalsis.

iii. Irritation of colon due to infection

iv. Over distension of colon, e.g. enema

v. Parasympathetic stimulation

5. Storage and expulsion of feces:

iii. Color is due to stercobilinogen

iv. Odor is due to indol and skatol and also by bacterial action in the intestine


Functional biology of intestinal goblet cells

Goblet cells reside throughout the length of the small and large intestine and are responsible for the production and maintenance of the protective mucus blanket by synthesizing and secreting high-molecular-weight glycoproteins known as mucins. To elucidate the role of goblet cells in the biology of the intestinal tract, an overview of the physiological implications of the mucus gel is presented, including a concise review of the products secreted by the cell. Because of the unique nature of this highly polarized exocrine cell, the maturational reorganization of the cytoarchitecture and the cellular mechanisms by which goblet cells secrete their products are discussed. This includes elucidation of the baseline secretory pathway, which is dependent on the cytoskeleton for granule movement, and the accelerated secretory pathway, which is independent of the cytoskeleton but requires an extracellular signal to occur. Finally, the involvement of goblet cell mucins in the pathophysiology of intestinal neoplasia and ulcerative colitis are presented.


Movements of Human Small Intestine: 2 Types | Digestive System | Biology

The following types of movements are found in the human small intestine: 1. Rhythmic segmentation or Ludwig’s pendulum 2. Peristalsis.

Type # 1. Rhythmic Segmentation:

These are rings of contraction occurring at regular space of intervals in which a portion of the intestine is divided into segments. The contraction is followed by relaxation. The contraction takes place at the site of maximum distention. It can be studied under X-ray after barium meal. The opaque column of barium meal becomes broken into several small segments.

At the next mo­ment each of these segments is subdivided by a fresh batch of contractions, the previous group having disappeared in the meantime. The halves of the adjacent segments so di­vided run together and form new segments. These are again subdivided and thus the process goes on (Fig. 9.50).

Accord­ing to Friedman, there are two types of segmenting contrac­tions in the duodenum:

(1) One type consisted of a contrac­tion localised in a segment less than 2 cm and was eccentric in appearance.

(2) The other was concentric and consisted of a local contraction involving a segment usually longer than 2 cm and uniform circumferentially.

In animals the groups of contractions succeed at the rate of 20 – 30 per minute. In man the rate is slower. The frequency is inversely proportional to the distance from the stomach. A cyclic changes in the electrical potential occurred in the duo­denum known as basic electrical rhythm (B.E.R.) originates near the entrance of the bile duct and moves down the duodenum.

In the duodenum it is about 17 per minute, in the ileum it is about 12 per minute. In addition, ir­regular bursts of spike potential superimposed on B.E.R. appear in an electrical record. So the contraction is segmental and not peristaltic since spike potential and contractions do not precede more than a few centimeters. The duration of electrical cycle is about 3.5 sec. and hence the rhythm is 17 -18 per minute.

The frequency variation at different region is due to gradient in the physiological properties, viz., rhythmicity, irritability, variation in latent period and drug susceptibility. Muscular contraction occurs at in­tervals of some multiple of 3.4 seconds and do not travels vary far along the intestine. The vagi (Fig. 9.51) and the splanchnic nerves (Fig. 9.52) regulate the activity of the intestine, and adrenal medulla in psychic condi­tions, but action of these nerves is reversed in the control of ileocaecal sphincter.

These are the most fundamental movements of the intestine and are due to outstanding property of smooth muscle that is rhythmicity. Circular muscle is responsible for the most visible movement. They are myogenic in nature and are intendant of all nerves.

Segmentation movement does not cause forward pas­sage of food materials. It helps- (1) in digestion due to proper mixing of food with enzymes of digestive juic­es, (2) in absorption due to- (a) constantly changing the layer of fluid in contact with mucosa, (b) change in pressure, (3) in the improvement of intestinal cir­culation.

Escribe # 2. Peristalsis:

Peristalsis is described to be a composite wave, consist­ing of a wave of relaxation followed by a wave of con­striction. It is a translatory movement and travels down the gut in an aboral direction (away from the mouth). Bayliss and Starling have demonstrated that a stim­ulus applied to a given point on the intestinal wall causes contraction above and relaxation below the stimulated point (Fig. 9.53 & 9.54). This is a local reflex of smooth muscles and their intrinsic plex­uses. This is called The Law of Intestine or Myenteric Reflex. It is suggested that peristalsis depends on this reflex.

Usually two types of contraction, viz., peristaltic and rhythmic segmenting are present simultaneously, the former is superimposed on the latter and responsible for rise into the tone level of intestinal muscle without any interruption in the rhythm of the segmenting contraction. Peristaltic wave travels for varying distances—some few cms and other a few metres depending on the intensity of stimulus.

Segmental contractions sometimes recur frequently maintaining its character and travel aborally as peristaltic movements. A peristaltic wave induced by strong stimulus may sweep over the entire length of small intestine what is called rush wave or peristaltic rush.

The peristaltic waves move aborally and not orally and are due to the gradient of rhythmicity, conductivity and irritability. The impulse arises in the most irritable point and travels in the less irritable, i.e., the aboral side and not in the oral side due to the long refractoriness.

Type of Peristalsis:

Three types of peristaltic movements are present in the small gut:

It is a slow gentle wave moving at the rate of 1 – 2 cm per second which dies out easily after travelling a short distance.

It is a very swift wave travelling the entire length of small gut at the rate of 2 – 25 cm (average about 10 cm) per second. According to Alvarez the latter is true peristalsis. Due to its rapid speed it is also known as rush peristalsis.

iii. Third Type (Antiperistalsis):

In every respect it is same as peristalsis excepting that its direction is opposite. It moves in the oral direction. It is present in the second and third parts of duodenum only in man. Weak antiperi­stalsis also occurs in the terminal part of the ileum, thus preventing a rapid passage of the ileal contents into caecum.

In the duodenum it helps through admixture, as well as causes duodenal regurgitation into the stomach. These antiperistaltic movements occur due to presence of sensitive receptor area in this re­gion which responds to the qualities of chyme and concerned with delaying the passage of chyme into lower portion of the gut facilitating more scope of digestion and absorption.

Peristalsis depends on both nervous and chemical factors. The vagi and sympathetic have got influence on peristaltic movements. Stimulation of vagus increases and that of sympathetic inhibits peristalsis. Vagotomy on the other hand decreases the peristaltic activity only to a minor extent. The local nerve plexus (Auerbach’s plexus) helps in the co-ordination of peristaltic movements.

Distention of the intestine, normally caused by presence of food, causes peristaltic movements due to a stretch reflex called myenteric reflex. Reflex inhibition of whole of the small intestine may take place due to stretching of lower part of the small intestine (such as intestine and intestinal reflex) or stretching of gall-bladder and urinary bladder, etc.

These inhibitions may be removed by stimulation of splanchnic nerves (sympathetic). Presences of local nerve plexus (myenteric plexus) are required for this and the afferent receptors of which are present in the mucous membrane of the intestine. Liberation of 5-hydroxytryptamine (serotonin) from the enterochromaffin cells is a possible mediator in this reflex action. Role of a basic polypeptide, substance P as a mediator has also been suggested.

Role of Endocrines:

Hormones also exert great influence. Pituitrin excites the movements, as also thyroxine. Adrenaline inhibits the movements.

Gastro-Ileal Reflex:

This is a special manifestation of peristaltic movements in the ileum. Peristalsis is generally very sluggish in the last part of the ileum. But after a meal, brisk peristalsis is set up reflexly in this region. This is called gastro-ileal reflex. The purpose is to drive out the ileal contents into caceum and thus making room for fresh supply.

I. Chief function is the propagation of the food onwards.

ii. Other functions are same as of segmentation movement.

The metabolic gradient theory of Alvarez is important in this connection. He observes that excitability fre­quency of movement, strength of contraction, tone of the intestine gradually diminish from above downwards along the intestinal canal. Even the normal direction of peristalsis is from above downwards.

The latent period of the intestinal muscles gradually becomes longer in the lower parts of the small intestine. This peculiarity, according to Alvarez, is due to the difference in the degree of metabolic activity between the upper and lower parts of intestine. The metabolic rate is much higher in the upper part than in the lower part and it is this gradi­ent upon which this difference depends.

In certain pathological conditions of intestine, such as, inflammation, obstruction, etc., the metabolic rate of the diseased part may be higher than those above it. So that under such conditions, antiperistalsis will start at the site of lesion and proceed towards the stomach. This theory explains the phenomenon of faecal vomiting during intestinal obstruction.


Significación clínica

Abnormal peristalsis can be detected and classified. High-resolution manometry helps to define weak and absent peristalsis. In the recent Chicago classification, weak peristalsis is when there are breaks in 20-mmHg isobaric contours and occurs in greater than twenty percent of swallows. Failed peristalsis is present in greater than thirty percent of swallows.[14]

Peristalsis plays a significant role in multiple common diagnoses that health care professionals see daily. From common disorders, including constipation or diarrhea where peristaltic contractions can be decreased or increased, to rarer forms of pathologic peristalsis having involvement in Hirschsprung disease, it is an essential aspect of the gastrointestinal system.


Histología del intestino delgado

La pared del intestino delgado tiene cuatro capas: la serosa más externa, la muscular, la submucosa y la mucosa más interna.

Objetivos de aprendizaje

Describir la histología del intestino delgado.

Conclusiones clave

Puntos clave

  • La capa más externa del intestino, la serosa, es una membrana lisa que consta de una capa delgada de células que secretan líquido seroso y una capa delgada de tejido conectivo.
  • La muscularis es una región de músculo adyacente a la membrana submucosa. Es responsable del movimiento intestinal (también llamado peristaltismo). Por lo general, tiene dos capas distintas de músculo liso: circular y longitudinal.
  • La submucosa es la capa de tejido conjuntivo irregular denso o tejido conjuntivo laxo que sostiene la mucosa; también une la mucosa a la mayor parte del músculo liso subyacente.
  • La mucosa es la capa de tejido más interna del intestino delgado y es una membrana mucosa que secreta enzimas y hormonas digestivas. Las vellosidades intestinales forman parte de la mucosa.
  • Las tres secciones del intestino delgado se parecen entre sí a nivel microscópico, pero existen algunas diferencias importantes. El yeyuno y el íleon no tienen glándulas de Brunner en la submucosa, mientras que el íleon tiene parches de Peyer en la mucosa, pero el duodeno y el yeyuno no.

Términos clave

  • Glándulas de Brunner y # 8217s: Glándulas compuestas, tubulares, submucosas que se encuentran en la porción del duodeno que está por encima del esfínter hepatopáncreático (esfínter de Oddi).
  • Parches Peyer & # 8217s: Parches de tejido linfoide o nódulos linfoides en las paredes del íleon en el intestino delgado.
  • pared intestinal: La pared del intestino delgado está compuesta por cuatro capas, de afuera hacia adentro: serosa, muscularis, submucosa y mucosa.

El intestino delgado y las capas n. ° 8217

Sección de duodeno: Esta imagen muestra las capas del duodeno: serosa, muscular, submucosa y mucosa.

El intestino delgado tiene cuatro capas de tejido:

  1. La serosa es la capa más externa del intestino. La serosa es una membrana lisa que consta de una capa delgada de células que secretan líquido seroso y una capa delgada de tejido conectivo. El fluido seroso es un fluido lubricante que reduce la fricción del movimiento de la muscular.
  2. La muscularis es una región de músculo adyacente a la membrana submucosa. Es responsable del movimiento intestinal o peristaltismo. Por lo general, tiene dos capas distintas de músculo liso: circular y longitudinal.
  3. La submucosa es la capa de tejido conjuntivo denso e irregular o tejido conjuntivo laxo que sostiene la mucosa y que une la mucosa a la mayor parte del músculo liso subyacente.
  4. La mucosa es la capa de tejido más interna del intestino delgado y es una membrana mucosa que secreta enzimas y hormonas digestivas. Las vellosidades intestinales forman parte de la mucosa.

Las tres secciones del intestino delgado se parecen entre sí a nivel microscópico, pero existen algunas diferencias importantes. El yeyuno y el íleon no tienen glándulas de Brunner en la submucosa, mientras que el íleon tiene parches de Peyer en la mucosa, pero el duodeno y el yeyuno no.

Glándulas Brunner & # 8217s

Las glándulas de Brunner (o glándulas duodenales) son glándulas submucosas tubulares compuestas que se encuentran en el duodeno. La función principal de estas glándulas es producir una secreción alcalina rica en moco (que contiene bicarbonato) para neutralizar el contenido ácido del quimo que se introduce en el duodeno desde el estómago y proporcionar una condición alcalina para una actividad enzimática intestinal óptima. , permitiendo así que se produzca la absorción y lubricando las paredes intestinales.

Parches Peyer & # 8217s

Los parches de Peyer & # 8217s son nódulos linfáticos organizados. Son agregaciones de tejido linfoide que se encuentran en la porción más baja del intestino delgado, que diferencian el íleon del duodeno y yeyuno.

Debido a que la luz del tracto gastrointestinal está expuesta al ambiente externo, gran parte de ella está poblada de microorganismos potencialmente patógenos. Los parches Peyer & # 8217s funcionan como el sistema de vigilancia inmunológica de la luz intestinal y facilitan la generación de la respuesta inmunitaria dentro de la mucosa.

Vellosidades intestinales

Micrografía del intestino delgado: Micrografía de bajo aumento de la mucosa del intestino delgado que muestra vellosidades.

Las vellosidades intestinales (singular: vellosidad) son proyecciones diminutas en forma de dedos que sobresalen del revestimiento epitelial de la mucosa. Cada vellosidad mide aproximadamente 0.5 a 1.6 mm de longitud y tiene muchas microvellosidades (singular: microvellosidades), cada una de las cuales es mucho más pequeña que una sola vellosidad.

Las vellosidades aumentan la superficie interna de las paredes intestinales. Esta área de superficie aumentada permite que haya más área de la pared intestinal disponible para la absorción. Un área de absorción aumentada es útil porque los nutrientes digeridos (incluidos los azúcares y los aminoácidos) pasan a las vellosidades, que son semipermeables, a través de la difusión, que es eficaz solo a distancias cortas.

En otras palabras, el área de superficie aumentada (en contacto con el líquido en la luz) disminuye la distancia promedio recorrida por las moléculas de nutrientes, por lo que aumenta la efectividad de la difusión.

Las vellosidades están conectadas a los vasos sanguíneos que transportan los nutrientes en la sangre circulante.


Functions of the Stomach

As mentioned before, the stomach is first and foremost a principal site of digestion. In fact, it is the first site of actual protein digestion. While sugars can begin to be lightly digested by salivary enzymes in the mouth, protein degradation will not occur until the food bolus reaches the stomach. This breakdown is carried out by the stomach’s pepsina enzima. The stomach’s roles can essentially be distilled down to three functions.

Much like an elastic bag, the stomach will provide a place for varied amounts of swallowed food to rest and digest in. Hence, the stomach is a storage site. The stomach will also introduce our swallowed food to essential acids. The cells in the stomach’s lining will excrete a strong acidic mixture of hydrochloric acid, sodium chloride, and potassium chloride. This gastric acid, or colloquially known as gastric “juice,” will work to break down the bonds within the food particles at the molecular level. Pepsin enzyme will have the unique role of breaking the strong peptide bonds that hold the proteins in our food together, further preparing the food for the nutrient absorption that takes place in the small (mainly) and large intestines. This brings us to the third task the stomach has, which is to send off the churned watery mixture to the small intestine for further digestion and absorption. It takes about three hours for this to occur once the food is a liquid mix.

  1. Food storage
  2. Acidic breakdown of swallowed food
  3. Sends mixture on to the next phase in the small intestine

Large Intestine Function:

The large intestine performs various jobs. Every large intestine function is immensely important for the proper functioning of the body. Read below the detail about some of the major tasks of colon.

Absorption of Water and Formation of Stool

A very important large intestine function is the conversion of the remainder of the food material into stool. This job involves the absorption of water which takes place in the colon. Food enters into the colon from the small intestine in the form of chyme.

At this point, the chyme consists of a large amount of fluid. The absorption of this fluid is important in order to solidify the material and form the feces.

The colon consists of four regions. Food material passes onwards through muscular movements of the wall of the colon. These movements are the peristaltic movements. The food matter passes on from one region of the colon to the next.

As a result, there is absorption of water and the material gradually solidifies. It is important that the food remains in this part of the intestine for sufficient amount of time. In case, it does not stay long enough, the feces will be watery. And it is a symptom of diarrhea.

On the other hand, if the material passes through the colon too slowly, there will be too much absorption of water. In turn, it will lead to the formation of hard stool which is difficult to pass through the anus. It is a condition you call constipation.

Apart from the formation of feces, another useful large intestine function is to supply the body with water. The water absorbed from the chyme is very important for various metabolic reactions taking place in the body.

Production and Absorption of Vitamins

The production and absorption of vitamins is a significant function of large intestine. A number of bacteria reside in the colon. They help in the breakdown of food matter that is not digestible. Several useful substances form as a result of this process of breakdown.

These useful substances are vitamins, such as vitamin K. The vitamin K is immensely important for the process of blood clotting. There are various other useful substances that the bacteria produce in the large intestine. They include Biotin, and Vitamin B1, B2, B6 and B12.

The vitamins from the large intestine absorb into the blood stream through the colon. The bacteria also produce ions which dissolve in the water present in the chyme. Therefore, through the absorption of water, important ions also go into the blood stream.

On the other hand, there is the production of some byproducts, such as carbon dioxide and methane. The production of these gases is what leads to flatulence.

Balancing the pH

The process of fermentation that the intestinal bacteria perform leads to the production of fatty acids. Therefore, an acidic environment is created in the colon. It can damage the walls of the intestine. The large intestine function is to balance the pH by neutralizing the acids.

For this purpose, there is the production of alkaline solutions. They effectively maintain the pH of the environment. The alkaline solutions also protect the walls of the intestine against any possible damage.

Protecting from Infections

Protection against infections is another of the large intestine functions. The food matter, passing down to the colon, may contain harmful bacteria. Meanwhile, absorption of water and vitamins takes place in this region of the gastrointestinal tract.

So, there is a possibility that these bacteria may also go into the blood stream. However, the mucous layer lining the large intestine prevents this from happening. Thereby, it provides protection against likely infections and bacterial diseases.

Antibody Production

Antibodies are substances which play an essential role in the body’s natural defense system. They provide immunity against foreign bodies and infections. The large intestine produces antibodies. They are important for enhancing the immunity of an individual.

In a nutshell, the large intestine helps in expelling the waste matter of digestion. It helps in the conversion of waste matter into feces through the absorption of water. It also produces vitamins and antibodies and protects the body from harmful bacteria.

Large intestine problems can disrupt the last phase of digestion. Such a condition will lead to issues such as constipation or diarrhea. Other serious conditions which affect the performance of the large intestine include diverticulosis, colorectal cancer and ulcerative colitis.

Therefore, it is important to maintain the health of the entire gastrointestinal tract through a balanced diet and regular workout.


Significación clínica

Disturbance or dysfunction of the large intestine’s normal physiology can result in poor quality of life and significant medical issues. Pathology of the large intestine is common. One out of every 10 Americans over the age of 40 have diverticular disease, and around 3 million people in the United States have inflammatory bowel disease.  It is important to incorporate a healthy diet and lifestyle to maintain a properly functioning colon. Eating a diet high in fiber and drinking plenty of water allows food to easily move through the colon, keeping the colon relatively clean, which can decrease the risk of diverticular disease. It is also important to maintain healthy colonic flora. Maintaining healthy colonic flora will decrease the risk of abdominal bloating, gas, diarrhea, constipation, and infectious colitis.[10]


Ver el vídeo: Λεπτό έντερο - Λειτουργία (Agosto 2022).